domingo, 13 de marzo de 2016

Las tres niñas de Hilarión Eslava.




Sábado, 24 de mayo de 1924. En una barriada insalubre de las afueras de Madrid, llena de emigrantes pobres, Mariana Escudero, una señora que se ganaba la vida enseñando a los niños a leer y a escribir, fue a ver a su amiga María Guirado. Mariana daba clase a la hija de su amiga, una niña de 10 años llamada María Ortega. En mitad de la conversación, Mariana le dio 75 céntimos a la niña para que fuera a comprarle dos kilos de patatas a "El Progreso", una tienda de la Moncloa. Era la primera vez que le hacía un encargo. Lo curioso es que Mariana había estado esa misma mañana junto a la tienda y no había comprado nada.

La niña le dijo a Angelita Cuevas, una amiga de 8 años, que la acompañara. Poco después se les unió María del Val, otra amiguita de 7 años. Ángela y María del Val vivían en Hilarión Eslava 71, mientras que María Ortega vivía en el 79. Nadie podría haber imaginado en aquellos momentos que María Ortega Guirado, Angelita Cuevas Guillén y María del Val Paredes desaparecerían para siempre.

Dos horas después, las madres de las tres niñas se acercaron a la tienda. Sí, las niñas habían estado allí pero el dependiente no tenía patatas, así que las niñas se fueron por donde habían venido. Después de buscarlas por todas partes, Antonio Guillén -abuelo materno de Angelita- y las tres afligidas madres -María Guirado, Carmen Guillén y Dionisia Paredes- se fueron a la comisaría más cercana a poner una denuncia, a la que en principio no se le hizo mucho caso.











El primer sospechoso fue un tal Matías Escribano y Ortega, un posible pederasta que se paseaba por las calles del barrio ofreciendo dulces a las niñas para que se fueran con él. Una niña de 12 años, María Barreiro, declaró que le había hecho proposiciones deshonestas. Pero no se pudo probar que el hombre hubiera cometido delito alguno y otras líneas de investigación con nuevos sospechosos como protagonistas también quedaron en nada. El jefe superior de policía, Valeriano Del Valle, llegó a declarar de manera muy imprudente que "... todo hace pensar que son víctimas de un rapto en el que es muy posible hubieran tenido intervención los gitanos o la gente maleante de parecida catadura..." Aunque otros diarios, más políticamente correctos, hablaban de "titiriteros" y "húngaros".

La policía registró varias casas del barrio relacionadas con las niñas de una u otra forma. En la de la llamada "Margarita la churrera" se encontraron 3.100 pesetas (una importante cantidad para la época) y una moneda de oro. Acabó declarando que era de su hijo, que en un primer momento dijo no saber nada del asunto, para acabar confesando que eran sus ahorros. Se le devolvió el dinero, y ahí se quedó la cosa...

Se daba el caso de que Enrique Ortega el marido de María Guirado, estaba preso en la Cárcel Modelo por pederastia, "habiendo atentado contra el pudor" de Pilar, nieta de 11 años de María Alcalde, una señora que tenía un puesto de golosinas, la vecina del bajo que había presentado la denuncia.

Era prácticamente de dominio público la existencia de redes de corrupción de menores, hasta tal punto que se creó una Junta de Represión de la Trata de Blancas. A consecuencia de la huida de dos menores, se detuvo a una individua a quien llamaban la "Cascorra" que se había llevado cuatro menores hasta Alcalá de Henares (de 11, 12, 12 y 16 años), con destino al Barrio Chino de Barcelona. También se investigó a otra mujer relacionada con el tema, una tal Gertrudis Martínez, apodada "La Tula", que pretendió implicar a un tal "Don Antonio". Pero la cosa no iba por ahí porque, tal y como se ha repetido infinidad de veces en el tiempo, la desaparición de las niñas no era un mero caso de abusos sexuales o trata de blancas, sino algo mucho más grave.

En resumen, todas las investigaciones realizadas quedaron en nada y alrededor del caso se produjeron las reacciones habituales en este tipo de sucesos: miedo generalizado en el barrio, aparición de videntes y brujos por doquier y proliferación de testigos que decían haber visto a las tres niñas en los lugares más dispares. Todo para nada.

Anabel Segura no salió un rato para hacer footing y, casualmente, aparecieron por allí el churrero y el fontanero. Miriam, Toñi y Desirèe no salieron de paseo el 13 de noviembre y justo pasaban por allí Anglés y Ricart. Y, desde luego, María Ortega Guirado, Angelita Cuevas Guillén y María del Val Paredes no fueron a por patatas y casualmente se encontraron con alguien que se las llevó. Hubo premeditación y, por tanto, en el caso de las tres niñas de Hilarión Eslava los principales sospechosos tendrían que haber sido la "maestra" que envió a las niñas a comprar y el tendero que dijo haberlas atendido. La prensa de aquellos tiempos incluso se permitía bromas al respecto.





Tarde o temprano se tenía que abordar el tema. A primeros de agosto de 1924 se hizo cargo del sumario el juez sustituto Gil Mariscal. María Escudero fue interrogada y detenida el día 6 de agosto y, a continuación, se procedió a interrogar a las vecinas de la "maestra" Escudero, y se descubrió que ésta había intentado que una de sus vecinas, Genoveva González, implicara como sospechosa a la ya citada "Margarita la churrera". Pilar Elorga, otra vecina, afirmó que Escudero vivía modestamente antes de la desaparición de las niñas, pero que su situación económica había cambiado, y de la noche a la mañana había dado diez mil pesetas para el traspaso de una lechería. Escudero aclaró que lo que pretendía era pedir un préstamo a su amiga Mercedes Morales, catequista, que se encontraba de vacaciones en la localidad cántabra de Puente Viesgo.

El 23 de agosto, una semana escasa tras su vuelta a Madrid, Mercedes Morales ingresaba en prisión, en donde permaneció tres días. Sin embargo, Escudero estuvo recluida más de un mes en contra de la ley, ya que no se llegó a dictar acto de procesamiento contra ella. Tras ser puesta en libertad, se estableció en Barcelona con su marido, Salvador Gómez. Por su parte, fue Morales la señalada por la opinión pública, aunque un cáncer de estómago se la llevaría a la tumba el 4 de junio de 1925, dictándose el día 14 el sobreseimiento de la causa. Todas las gestiones para hallar al culpable de la desaparición de las niñas quedaron, como tantas otras veces, en nada. Y el culpable o culpables quedaron impunes.




Pasó el tiempo... En el mes de febrero de 1928 se estaban realizando unas obras a la altura del cruce de las calles Hilarión Eslava y Cea Bermúdez. El jueves día 16 uno de los obreros desenterró una calavera. Posteriormente aparecieron varios huesos más, una bota y algunas monedas. Se avisó a las autoridades.










Las madres, con ciertas dudas, reconocieron los escasos restos de ropa y un capacho como pertenecientes a sus hijas. Pero albergaban ciertas sospechas:

Dionisia Paredes:

“... Desde luego me pareció que el trozo de vestido, un trozo muy pequeño, de la parte de un puño, era de tela de Vichy, como el traje que llevaba mi hija. En el trozo de puño aparecía la hembra de un cierre automático, y por este detalle me afirmé en mi creencia. Mi Carmen coincidió conmigo. Con respecto al borceguí no estuvimos las dos de acuerdo. Margarita (sic) llevaba puestas unas botas color avellana, con suela de goma y en muy buen uso, y el borceguí que nos mostró el comisario aparecía muy deteriorado. Me resistí por ello a creer que hubiera pertenecido a mi hija; pero Carmen lo creyó firmemente. El deterioro le parecía natural al cabo de cerca de cuatro años de enterramiento.” “... Tengo el convencimiento de que las chicas viven. Pero si, en efecto, los restos aparecidos fuesen de ellas, creería cualquier cosa menos que murieron allí, porque en aquel lugar no había cueva ninguna donde pudieran meterse, y si la hubiera habido la Policía, que reconoció el terreno palmo a palmo, hubiese advertido el corrimiento de las tierras. Y nada se notó en los primeros días. - ¿Participan de esa opinión las otras dos madres? - Creo que sí. Es más: creo que de esta opinión participa toda la barriada, todos los vecinos que conocían el terreno.”

“... Yo me juego la vida a que todo eso ha sido preparado para dar el <camelo>."

María Guirado:

“... Además ¿no les parece muy raro que haya desaparecido totalmente la ropa de las tres niñas, que no haya quedado más que un trozo del vestido de María del Val? Me parece que la tierra no ha podido destruir en tan poco tiempo la ropa de mi hija; el vestido era de tela muy fuerte, y llevaba también un refajo de punto gordo.”

Y... ¿qué opinaban los residentes en la zona?

Roque García, propietario de una casa situada a unos veinte metros del lugar donde aparecieron los restos de las niñas, declaró lo siguiente:

- ¿Había alguna cueva en el sitio donde aparecieron los restos? - No, señores. - ¿Está usted seguro? - Completamente. En el trozo comprendido entre las calles de Hilarión Eslava y Andrés Mellado sólo existía una cueva, y se halla situada a una distancia aproximada de 75 a 80 metros del sitio donde han sido hallados los restos. - ¿Cómo entonces, se explica la aparición de restos humanos en ese sitio) - Lo ignoro. Es, desde luego, algo extraño. Adviertan ustedes que los restos estaban en tierra movediza, en tierra de acarreo, no en terreno firme. - Entonces ¿hay que pensar que los restos procedían de otro sitio? - Es la hipótesis más racional, a mi juicio… Recuerdo ahora que en la época en que desaparecieron las niñas se estaba haciendo el vaciado del cementerio de Magallanes. Los escombros procedentes de él eran llevados en volquetes al sitio denominado Quinta de la Esperanza, y la concesión del vertedero se había otorgado al Sr. Cuadrado. Pero a veces los volqueteros, aprovechando algunos momentos de descuido que yo tenía, vertían los escombros antes de llegar a la mencionada quinta, en terrenos que afectaban a mis fincas. Según pude advertir, en el sitio donde han aparecido los restos fueron depositados no pocos escombros. - ¿Pudo ocurrir que estos restos procedieran del cementerio de Magallanes y que quedasen en el lugar donde ahora han sido encontrados ahora, cubiertos de tierra? - Eso es lo que yo creo. - ¿No pudieron ser enterradas las niñas en aquel lugar durante la noche? - Pudiera ser, pero no lo creo. Lo más probable es que al día siguiente la Policía, yo mismo, hubiéramos advertido el removido de la tierra.”





El juez Felipe Fernández y Fernández de Quirós, encargado del caso, ordenó al Instituto Geológico que realizara una investigación para analizar el terreno en el que habían aparecido los restos, que fue realizada por los geólogos Kindelán y Meseguer. El informe que redactaron cuestionaba la versión oficial, que establecía que las niñas se habían refugiado en una cueva que después se había derrumbado, enterrándolas:


Informe Geológico
Kindelán y Meseguer 1

“... La tierra que estaba adherida a los restos humanos encontrados en la excavación de la calle Cea Bermúdez y la que de ésta se tomó como muestra tipo es diferente… Del estudio petrográfico se deduce que la muestra número 1, o sea la tierra de la excavación, ofrece como caracteres distintivos la gran cantidad de morteros de construcción (cal y yeso), la presencia del ladrillo, carbonilla…; en cambio, la muestra número 2 (tierra hallada en un cráneo), la tercera (tierra sacada de los alvéolos dentarios del maxilar que no tiene dientes visibles) y la cuarta (tierra adherida a un fémur) poseen mayor cantidad de materia orgánica, se halla desprovista de los referidos morteros de yeso y cal, de los trozos de ladrillo y de los pequeños fragmentos de carbón...”

1  Posiblemente se tratara de J.A. Kindelán Duany y J. Meseguer Pardo.





El juez nombró también
 una comisión técnica de peritos médicos para que estudiaran los restos encontrados. Presidida por el doctor Tomás Maestre y Pérez, estaba formada por los doctores Antonio Piga Pascual (médico de la Real Casa), Mariano Gómez Ulla, Blas Aznar González, Joaquín Segarra Llorens y Leopoldo Pombo. El informe que realizaron fue redactado por el doctor Blas Aznar González.


Correo Extremeño
Badajoz, 24 de Febrero de 1928

El doctor Piga ha dicho sobre el estudio de los huesos hallados en la calle de Cea Bermúdez, que "ni estos hablarán"

Esta mañana se han reunido en el despacho del juez que entiende en el sumario instruido con motivo del hallazgo de restos humanos en la calla de Cea Bermúdez, los doctores Maestre, Piga y Segarra.

Los términos sobre los que versó la conversación no pudieron averiguarse y de los cuales se guarda la más absoluta reserva.

La comisión después celebró una reunión nombrando presidente al doctor Maestre.

Los restos después de ser reconocidos por los peritos en el depósito, han sido trasladados al laboratorio médico legal.

Lo que dice el doctor Piga

Madrid.- Los periodistas se han entrevistado con el doctor Piga, al que rogaron insistentemente que les hiciera algunas declaraciones sobre la conferencia relacionada con el juez y el resultado de su inspección a los restos encontrados en la calle de Cea Bermúdez.

"No se molesten ustedes, no tendrán declaración alguna como tampoco de mis compañeros, pues si bien es cierto que ayer dije que los huesos hablarían, hoy digo que los huesos no hablarán."


Informe Médico Legal
Dr. Blas Aznar
27 de marzo de 1928

... No es suposición temeraria aceptar como hipótesis de trabajo la de que los tres menores correspondientes a los tres incompletos esqueletos que estudia la Comisión, murieron no de muerte por enfermedad y en distintos tiempos, habiendo sido enterrados en el lugar en que han aparecido sus huesos uno a uno y en diversas épocas sino que fallecieron los tres en la misma hora y de tal modo que no tuvieron asistencia doméstica ni de médico.

Esta hipótesis queda por completo verificada cuando puede afirmares categóricamente, de manera inconcusa, que los tres cuerpecitos de los tres menores se han podrido en el mismo sitio donde sus huesos fueron hallados.

¿Qué pruebas hay que mantengan esta afirmación? Las siguientes incontrovertibles: El terreno en que se encontraron dichos huesos, aparte las impurezas que como vertedero en aquel sitio pueda contener, está formado por las arenas tan conocidas del subsuelo de Madrid, compuestas de una mezcla de trocitos de cuarzo y feldespato y de partículas de mica, mezcla a la que va añadida una pequeña cantidad de arcilla, material petrográfico completamente incoherente entre sí.

En el interior de los cráneos de dos de los esqueletos (en los dos esqueletos de los que se poseen los cráneos casi completos) y en los canales y agujeros de los huesos, se han encontrado un sinfín de cáscaras o pupas de las ninfas que contuvieron los insectos que devoraron las partes blandas de dichos cadáveres. Las cajitas tubulares de las ninfas en cuestión están formadas por cascarones de una sustancia seca, coriácea, quitinosa, como pulimentada y brillante, de color pardo claro, imposible de que en tal estado se adhirieran al cuarzo, al feldespato y a la mica que constituye la arena.

Pues bien, en esta arena hallada dentro de los cráneos y en los agujeros de los huesos, dichas vainas de ninfas íntimamente pegadas a los higroscópicos trozos de feldespato, cuarzo y mica, es decir a los tres elementos pétreos de la composición del terreno, y tan íntimamente unidos a ellos que constituyen bloques compactos en extremo resistentes a la presión y al choque, en los cuales se ven adheridos unos con otros por medio de una especie de mastique pardo oscuro, negro en muchas partes, que se reblandece con el agua en pasta negruzca y jabonosa, el cual no puede ser otra cosa que icor cadavérico, sanguinolento, glutinoso y albuminoideo de la putrefacción, que unió juntamente los elementos extraños en él bañados constituyendo con ellos un mortero duro cuando se secó.

Las arenas recogidas del lugar por el Dr. Pombo en el momento de la extracción de los restos óseos fueron también minuciosamente estudiadas, hallándose en ellas los mismos conglomerados hallados dentro de los cráneos y en los huesos, formados por las fundas coriáceas de las ninfas adheridas a la mica, feldespato y cuarzo. El icor cadavérico trasudó de los cuerpos infiltrándose en la capa de arena alrededor. Esta prueba es tan demostrativa, tan clara y tan convincente de que los cadáveres de aquellas menores se pudrieron en el mismo sitio donde aparecieron sus huesos, que no hay manera ni modo, ni forma de destruirla, ni de negarla racionalmente. Ella es la evidencia a plena luz.

También atestiguan de manera indubitable que los cuerpos aquellos se pudrieron en el sitio donde se encontraron los huesos, que en varios de éstos (un cúbito, un húmero, una escápula y algún otro) se han encontrado a ellos adheridos por el mismo mastique cadavérico antes enunciado, pedacitos de tela de la que constituye el traje que vestía el cuerpecito. Lo cual es manifestación convincente de que los muertos aquellos estaban vestidos cuando se desarrolló en ellos la putrefacción. Igualmente testimonia que dichos cadáveres se pudrieron allí en el propio sitio en que aparecieron sus huesos, una costilla de ellos que presenta en la cara externa, entre el ángulo posterior y la tuberosidad, una mancha de óxido de cobre. Con los huesos y objetos que se remitieron por el Juzgado al Laboratorio de Medicina Legal, enviáronse cinco monedas de a diez céntimos y cinco de cinco céntimos, todas ellas cubiertas de cardenillo. Pero una de las piezas de a 10 céntimos presenta en una de sus caras una huella limpia de óxido de cobre sobre la que se ajusta admirablemente la parte manchada de cardenillo de la costilla antes dicha. Lo cual demuestra que durante la putrefacción y destrucción de las ropas y partes blandas del cadáver a que correspondía la costilla, el cuerpo estuvo gravitando sobre la moneda, y cuando desaparecieron todos los tejidos y quedaron desnudos los huesos, a la costilla en cuestión le tocó yacer sobre la moneda que tenía debajo, de la cual tomó el cardenillo que la mancha, dejando a la moneda con aquella huella limpia de óxido.

Es indudable pues, que los cuerpos de los tres menores (dos de los cuales la Comisión ha declarado que por los signos esqueléticos permiten considerarlos del sexo femenino), se pudrieron en el mismo sitio donde fueron encontrados sus huesos.

La Comisión, puesto que los tres esqueletos se encuentran en el mismo estado, tiene forzosamente que partir de que la data de la muerte empieza para aquellos tres cuerpos en la misma hora. La Comisión ha determinado que la data de la muerte es la misma para los tres cuerpos.

Cita la Fórmula de Casper sobre la marcha comparada de la putrefacción en el aire, en el agua y en la tierra: una semana de putrefacción en el aire equivale, a temperatura igual, a dos semanas en el agua y a ocho en la tierra, fórmula que aunque no sea matemática expresa en términos generales la mayor rapidez de putrefacción en el aire, y la menor rapidez en la tierra en igualdad de circunstancias.

ORFILA anteriormente había observado la marcha comparada de la putrefacción, deduciendo que es en el aire libre donde se opera con mayor rapidez, que en un estercolero evoluciona más aprisa que en el agua, las letrinas y la tierra; y en tercer lugar viene la putrefacción en el agua, en cuarto lugar en las letrinas y por fin en la tierra, medio el más desfavorable de todos para la descomposición cadavérica. Un cadáver desnudo en la tierra se descompone más pronto que otro preservado por un ataúd, los vestidos o las mezclas antisépticas. Por otra parte se sabe que durante el verano los cadáveres entran en putrefacción con gran rapidez y que por el contrario, se conservan intactos durante largo tiempo en invierno.

Señala la Comisión que no se olvide que en estos juicios de apreciación de la data de la muerte, no se puede llegar a la exactitud matemática. Con conseguir la aproximación más cercana de la posibilidad, se habrá hecho todo lo que la medicina legal puede conseguir dadas las enormes dificultades del caso.

Así, los primeros factores que actúan en la putrefacción cadavérica son los gérmenes patógenos, aerobios, encargados de limpiar de oxígeno la sangre y los tejidos para que los anaerobios, los verdaderos microbios de la putrefacción, puedan empezar y terminar su obra. La iniciación del período aerobio de la putrefacción o sea el primer período, debió iniciarse en la primavera o en la entrada del verano.

En el primer período de la putrefacción, los microbios aerobios, proteolíticos y peptolíticos, produjeron primero la neutralización del medio interno cadavérico, después su alcalinización, la desoxidación de la sangre y de los tejidos, preparando el terreno para la aparición y desarrollo de los anaerobios, los verdaderos microbios de la putrefacción:

Bacillus putrificans coli. de Bienstock, el B. perfringens de Fraenkel, el B. bifermentans sporogenes, el B. gracilis putridus, el Diplococcus magnus, el Vibriónseptico señalado por Pasteur en 1877. Toda esta flora microbiana producirá con sus fermentos en la materia orgánica las tres grandes fases de la putrefacción: la fermentación butírica, la fermentación caseica y la fermentación amoniacal, que en verano y a dos o tres meses de la muerte marca el momento en que la Ophira cadaverina llegó atraída por el olor que a través de las arenas despedirían los cuerpos en putrefacción. Este díptero tiene un olfato extraordinario.

Es sabido según los estudios realizados por BARTHAZARD que cuando existen restos de dípteros se deduce que la muerte ha ocurrido durante la estación calurosa (marzo a noviembre) y si no existen restos de dípteros, se deduce que la muerte ha ocurrido en invierno, de noviembre a marzo.

La Comisión tuvo sus dudas en la clasificación del díptero cuyas pupas fueron halladas. La Calliphora Vomitoria, la gran mosca azul de la carne, de la primera legión de los trabajadores de la muerte y la Ophira Cadaverina son ambas de color azulado brillante, variando sólo en el tamaño del insecto y en la longitud de sus ninfas o pupas (10mm. las de Calliphora y 5 mm. las de Ophira).

La Ophira Cadaverina pone sus huevos en el suelo en las cercanías de los cadáveres en putrefacción. El calor solar abre dichos huevos y las larvas voraces nacidas de ellos, atraídas por las emanaciones pútridas, profundizan en la tierra hasta 2 y más metros llegando al cadáver que constituye para ellas un permanente festínª.

Los huesos fueron sometidos por la Comisión a algunas pruebas químicas para determinar la existencia de ácidos grasos. La prueba de BÜRGER consiste en introducir el hueso en una solución de sulfato de cobre. Si el hueso contiene ácidos grasos, al cabo de cierto tiempo toma un color verde muy característico. Esta reacción basada en la descomposición cadavérica de la grasa en glicerina y ácidos grasos, resultó positiva en los distintos huesos que se emplearon de los encontrados en los desmontes de la calle de Cea Bermúdez.

Se sometieron también a la prueba del ácido ósmico. Si se introduce un hueso en éter y se le deja en él varias horas y se trata después este éter con unas gotas de ácido ósmico al 1% el agua de la solución de ácido ósmico que va al fondo del tubo de ensayo, se oscurece hasta volverse más o menos negra, según la cantidad de grasa que del hueso haya disuelto el éter. La reacción resultó muy demostrativa en varios de los huesos estudiados, demostrando que estos huesos estaban relativamente cerca de la fecha de la muerte.

Una tercera prueba a que fueron sometidos los huesos fue la del osteodiagnóstico de Tirelli, quien comprobó en 1912 estudiando la putrefacción del tejido óseo, que los huesos se modifican de tal suerte que el tiempo necesario para descalcificarlos por los métodos usados en histología disminuye a medida que la muerte remonta a fecha larga.

Utilizando huesos viejos como testigo, se compararon con los estudiados. Introduciendo fragmentos de ambos en varias soluciones clorhídricas, se notó que los huesos viejos se decalcificaron antes que los huesos de la investigación...

... Teniendo en cuenta la inducción que se puede hacer de cómo fueron la putrefacción de los tres cadáveres de los párvulos, dadas las circunstancias del medio en que se desarrolló, teniendo en cuenta la acción destructora sobre dichos cadáveres de la Ophira Cadaverina y la hora de la putrefacción en que ésta debió llegar, así como las dos generaciones de insectos a que por lo menos tuvo que dar origen en su ataque a los muertos, y teniendo en cuenta el valor de las reacciones que para el fin propuesto se han realizado sobre los huesos, es lo más verosímil que la "data de la muerte", esté entre los tres y los seis años.

Madrid, 27 de marzo de 1928. LA COMISIÓN.





También seis forenses, como en el caso Alcàsser. Y las mismas conclusiones: las tres niñas murieron en el mismo sitio en el que fueron encontradas y al mismo tiempo. Y esa fue la versión oficial, a pesar de las conclusiones obtenidas en el informe geológico.

Y la cuenta sigue y sigue... No se hizo justicia, una vez más. No se tomaron medidas para que lo sucedido no se repitiera nunca más... y seguimos igual.

Sólo nos queda, como siempre, recordar a las tres pobres niñitas y esperar que aparezca alguien que cambie las cosas. Cuanto antes.







Fuentes:

  1. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1924/06/04/021.html 
  2. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1924/06/04/022.html
  3. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1924/07/30/014.html 
  4. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1924/08/06/009.html 
  5. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1928/02/18/029.html 
  6. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1928/10/18/025.html 
  7. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1956/08/26/022.html 
  8. http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1956/08/26/023.html
  9. http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE07/HEM/1924/05/30/LVG19240530-012.pdf
  10. http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE07/HEM/1924/05/31/LVG19240531-016.pdf
  11. http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE07/HEM/1924/05/28/LVG19240528-016.pdf
  12. http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE07/HEM/1924/05/29/LVG19240529-014.pdf
  13. http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE07/HEM/1924/06/01/LVG19240601-018.pdf
  14. http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE07/HEM/1924/06/04/LVG19240604-012.pdf
  15. http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE07/HEM/1924/06/05/LVG19240605-015.pdf
  16. http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE07/HEM/1924/06/19/LVG19240619-017.pdf
  17. http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE07/HEM/1924/07/04/LVG19240704-012.pdf
  18. http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE07/HEM/1924/08/05/LVG19240805-012.pdf
  19. http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE07/HEM/1924/10/30/LVG19241030-007.pdf
  20. http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE07/HEM/1924/08/07/LVG19240807-012.pdf
  21. http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE07/HEM/1925/04/08/LVG19250408-014.pdf
  22. http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE07/HEM/1928/02/18/LVG19280218-023.pdf
  23. http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE07/HEM/1928/03/01/LVG19280301-020.pdf
  24. http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE07/HEM/1930/05/13/LVG19300513-029.pdf
  25. Correo Extremeño. Badajoz.
  26. http://www.rayosycentellas.net/madrid/?p=2184 
  27. http://esmadridnomadriz.blogspot.com.es/2010/12/las-ninas-de-hilarion-eslava.html 
  28. Maza Gómez, Carlos. Las niñas de Hilarión Eslava.

37 comentarios:

  1. María del Val... No es un apellido muy común y, sin embargo, no es ésta la primera víctima así apellidada de la que tenemos noticia:
    http://lawebdelassombras.blogspot.com.es/2015/09/dominguito-del-val.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "La niña le dijo a Angelita Cuevas, una amiga de 8 años, que la acompañara. Poco después se les unió María del Val, otra amiguita de 7 años. Ángela y María del Val vivían en Hilarión Eslava 71, mientras que María Ortega vivía en el 79"...

      El 13 de abril de 1970 "Amistad Judeo-Cristiana" solicita la abolición del culto a dos santos

      http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/1970/04/14/pagina-9/34335812/pdf.html

      "Amistad Judeo-Cristiana fue una asociación fundada en 1961 en España por iniciativa de un grupo de sacerdotes católicos que defendían el acercamiento entre el cristianismo y el judaísmo, para poner fin así al secular antijudaísmo cristiano. La asociación respondía a los aires de renovación que vivía entonces el catolicismo bajo el pontificado de Juan XIII y en vísperas de la celebración Concilio Vaticano II que iba a traer grandes cambios y que iba abrir una brecha definitiva entre la dictadura franquista y su aliada hasta entonces, la Iglesia Católica"

      http://es.wikipedia.org/wiki/Amistad_Judeo-Cristiana

      Calle Hilarión Eslava 50...

      http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1968/02/09/050.html

      http://esefarad.com/?p=41604

      http://www.omp.es/OMP/misioneros/carimasmisioneros/archivo/Misionerassenorasion.htm

      http://www.amjcv.org/historia.htm

      Eliminar
    2. ¿Así que un grupo de sacerdotes "católicos"?... Vaya, vaya.

      Eliminar
    3. Lo de las "monjas sionistas" no se muy bien en que consiste... pero es llamativo que en los años 60 se instale la "Amistad Judeo-Cristiana" en una calle que siempre estará asociada al caso de las tres niñas desaparecidas.

      En este sentido también es curioso el pasado de Mariana Escudero:

      "Doña Mariana ha sido religiosa en Valencia"

      http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1924/08/06/009.html

      "... escasez y penuria por qué atravesaba la maestra antes de desaparecer las niñas, situación que contrasta con la de abundancia y esplendidez en que ha vivido después de la desaparición (...) parecido cambio de situación al operado en el hogar de la maestra Mariana Escudero, se ha podido advertir en el de Carmen Guillén, madre de una de las niñas, cuyo paradero se ignora (...) que después de la desaparición no sólo ha continuado su antigua amistad con la maestra, sino que la ha acrecentado llegando con ella a una verdadera intimidad"

      http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/1924/08/07/pagina-12/33271995/pdf.html

      Eliminar
    4. 01-12/1990- Alonso Álvarez de Toledo y Merry del Val, ex embajador de España en la República Democrática Alemana, nuevo jefe de Protocolo del Estado (y Marqués de Martorell desde 1992) http://elpais.com/diario/1990/12/01/espana/660006011_850215.html

      Eliminar
    5. "Con motivo del proceso Beiliss, seguido en Kieff, en el que se acusaba á los judíos de asesinato, se han cruzado cartas interesantes entre el cardenal Merry del Val y lord Rothschild, acerca del asesinato ritual de los judíos.

      Mis correligionarios—dice Rothschild en su carta al cardenal—han visto con sobresalto que se están haciendo esfuerzos por parte de sus enemigos para presentar el suceso como un asesinato ritual, inspirado en dogma secreto del judaismo, y para echar, así, sobre la religión judaica y todo el pueblo judío la responsabilidad de este horrendo crimen.

      Ante la evidencia de que hay propósitos de someter la causa al Tribunal bajo tal aspecto, la defensa no ha de ser dificultosa; pero existe una declaración jurada, sobre la cual será utilizado el testimonio de la Curia romana.

      La declaración jurada á que aludo ha sido prestada por un tal Justino Elisejevich Pranaitis, que dice ser maestro de Teología y diocesano católico-romano de la provincia de Turkestán. Reproduce los acostumbrados argumentos con que análogas acusaciones de asesinato ritual han sido formuladas en tiempos pasados, y que han sido refutados cada vez por grandes teólogos y juristas, y quizá con mas detalles y exactitud que nadie, por el ilustre Pontífice Clemente XIV, cuando, siendo todavía reverendo padre Ganganelli, actuaba de consultor del Tribunal del Santo Oficio.

      Habrá llegado á conocimiento de V. E. que muchos Soberanos pontificios han concedido en varias ocasiones su piadosa protección á mis perseguidos correligionarios, y que á lo menos uno de ellos, Su Santidad el Papa Inocente IV, expidió una Encíclica ó Carta declarando específicamente que la acusación de asesinato ritual, aplicada al judaismo, era una invención sin base é inicua. Otras altas personalidades pontificias han procedido de modo parecido, entre ellas Giovanni Battesta de Martinis, general de la Orden Dominicana, en 1664, y el Cardenal Lorenzo Ganganelli, cuya Memoria sobre esta materia, dirigida al Tribunal del Santo Oficio, y titulada Polonia, fué redactada, á instancia de Su Santidad el Papa Benedicto XIV, en 1658, y tenida en la debida cuenta por su venerable sucesor, el Papa Clemente XIll. Ahora bien; en la declaración jurada del testigo Pranaitis hay una alusión á estos documentos, y afirma el deponente que le ha sido imposible encontrarlos en las obras usuales de consulta, emitiendo, en su consecuencia, la opinión de que no es cierta su existencia, y que los textos publicados son, probablemente, apócrifos".

      El Globo (Madrid. 1875). 30/10/1913, n.º 13.129, página 1

      Eliminar
  2. Buenos días, Nocick, soy P.P. y te agradezco que te hayas hecho eco de este caso en el que todo nos suena de algo, tal y como te sugerí.

    Quisiera aportarte este enigmático titular recogido en "El Correo Extremeño" de 24 de febrero de 1928:

    "El doctor Piga ha dicho sobre el estudio de los huesos hallados en la calle de Cea Bermúdez, que "ni estos hablarán"".

    El artículo recoge la siguiente declaración del doctor Piga, miembro de la comisión de peritos médicos, a los periodistas:

    "No se molesten ustedes, no tendrán declaración alguna como tampoco de mis compañeros, pues si bien es cierto que ayer dije que los huesos hablarían, hoy digo que los huesos no hablarán."

    http://prensahistorica.mcu.es/es/publicaciones/numeros_por_mes.cmd?anyo=1928&idPublicacion=3675

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué secreto tremendo esconden esos huesos que hasta ellos prefieren permanecer callados...

      Eliminar
    2. Muchas gracias. Unas declaraciones muy significativas que ni siquiera se cómo tuvo el valor de realizar.

      Eliminar
    3. "El juez nombró también una comisión técnica de peritos médicos para que estudiaran los restos encontrados. Presidida por el doctor Tomás Maestre y Pérez, estaba formada por los doctores Antonio Piga Pascual (médico de la Real Casa), Mariano Gómez Ulla, Blas Aznar González, Joaquín Segarra Llorens y Leopoldo Pombo. El informe que realizaron fue redactado por el doctor Blas Aznar González"

      No tiene explicación (o si que la tiene) la falta de elocuencia de los huesos. Con una comisión compuesta por eminencias como Antonio Piga Pascual (médico de la Real Casa) y Mariano Gómez Ulla (desde 1925 Gentilhombre de cámara con ejercicio del Rey Alfonso XIII)...

      Halblando de Gentilhombres y a modo de curiosidad... Entre los "Gentilhombres Grandes de España con ejercicio y servidumbre" nos encontramos con nombres tan ilustres como el Conde de la Vallesa de Mandor, el Duque de Medina Sidonia, el Marqués de Urquijo, el Marqués de la Romana...

      Eliminar
  3. "También seis forenses, como en el caso Alcàsser. Y las mismas conclusiones: las tres niñas murieron en el mismo sitio en el que fueron encontradas y al mismo tiempo"

    O Villalaín se interesó por el caso de las tres niñas de Hilarión Eslava después de Alcasser o ya lo conocía cuando lo llamaron para ayudar a los forenses interinos de Alzira...

    "Debo a la gentileza de mi colega el Dr. D. Villalaín esta copia del informe"

    http://www.gorgas.gob.pa/museoafc/loscriminales/criminologia/desaparecidas.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenga usted este informe. Más que nada, para que se haga una idea de lo que queremos... Que sea una cosa así, más o menos.

      Eliminar
  4. Este caso es cierto que se parece sospechosamente al de Alcasser.
    3 niñas, una "recadera", 6 forenses, doble (o triple) enterramiento... Y después, silencio.

    ¿Piensas que la mayoría de los casos expuestos en tu blog están estrechamente relacionados en cuanto al móvil se refiere? (Es decir, si siempre son "los mismos" los que están detrás buscando el mismo "fin")

    Enhorabuena por tu trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juzga por ti misma. No sé si siempre, pero yo diría que con bastante frecuencia. Gracias por tu comentario y tu apoyo.

      Eliminar
  5. A modo de anécdota, otro extraño crimen ocurrido años después en el mismo barrio de Madrid.
    http://florentinoareneros.blogspot.com.br/2011/10/el-crimen-de-gaztambide.html

    ResponderEliminar
  6. Detras de la calle Hilarión Eslava y enfrente de la empresa Richard Gans, otro caso comentado por un lector, se encuentra en Princesa 72, la que fue vivienda de Margarita Ruíz de Lihory y el misterioso caso de la mano cortada del 30 de enero de 1954.
    Muy interesantes coincidencias en la misma zona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margarita era valenciana y nació a finales del siglo XIX. Su padre, José María Ruiz de Lihory, gobernador civil de Mallorca fue alcalde de Valencia y diputado en las Cortes. Estuvo vinculado a una logia masónica y era aficionado a temas esotéricos, pasión que heredó su hija. Se casó joven con Ricardo Shelly y tuvieron cuatro hijos antes de separarse en los años 30. Ella no cesó de viajar, llegó a vivir en París, fue corresponsal de guerra en Marruecos (donde actuó como espía), estudió dos años de Medicina, se licenció en Derecho y fue una de las primeras mujeres en obtener el carnet de conducir, fijando su residencia en la calle Princesa de Madrid, aunque no cesó de visitar su palacio albaceteño, casa conocida como La Bastida y que ocupaba parte de una manzana entre la calle Mayor y la del Tinte".
      http://www.latribunadealbacete.es/noticia.cfm/Vivir/20110306/margarita/ruiz/lihory/realidad/leyenda/negra/3AF060C1-A906-649B-0B02C82E2D8A477E

      La maestra Mariana Escudero no sabemos dónde nació, pero sí que era "profundamente creyente" y había sido religiosa en Valencia. De viaje por Zaragoza conoció a su esposo que por aquellos años era tipógrafo y trabajaba en la imprenta de la plaza Isabel II componiendo los carteles del Teatro Real. Ignoro si mantenía algún vínculo laboral con la imprenta de Richard Gans.
      http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1924/08/06/009.html

      Eliminar
  7. Informe Geológico
    Kindelán y Meseguer

    KINDELÁN: Kindelán, el gran pionero de la aviación militar española
    El concepto de pionero nunca podría estar mejor definido con una figura como la que representa el general Alfredo Kindelán Duany. Él fue la piedra angular sobre la que se asentaron todos los grandes hitos de nuestra aviación.
    Alfredo Kindelán nace en Cuba en 1879 en el seno de una familia española de tradición militar y raíces irlandesas.

    Casualmente, aquí también hay marquesado como en La Romana. Supongo que la familia Kindelán ha hecho muchos méritos a lo largo del tiempo, de todo tipo, para merecerlo:

    El Marquesado de Kindelán es un título nobiliario español creado el 1 de octubre de 1961 por el Jefe del Estado español, general Franco, a favor del teniente general de Aviación Alfredo Kindelán y Duany.Éste lo aceptó en 1961, con la expresa aprobación del heredero de los derechos históricos de la Casa de Borbón en España, don Juan de Borbón, conde de Barcelona.

    Deja vu, or something like that.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el Kindelán del informe era un hermano del militar del ejercito del aire (J.A. Kindelán Duany). En cualquier caso, parece ser que el hermano geólogo tenía el suficiente espíritu crítico como para emitir un informe independiente.

      Eliminar
    2. Debe ser muy complicado emitir informes independientes cuando hay tantas fuerzas (muchas veces encontradas) interesadas en la "resolución" de algunos casos. A modo de curiosidad... El forense de la segunda autopsia del caso Alcasser también es hijo (y creo que hermano) de militar...

      Eliminar
  8. El tiempo transcurrido entre la desaparición de la niñas y las aparición de tres cadáveres complica también la identificación de los asesinos y la naturaleza del crimen. En el caso de otra niña desaparecida en 1924, Carmen Mendivil en San Vicente del Raspeig, los culpables casi fueron sorprendidos en el acto...

    "La niña desapareció el martes, y su cadáver fué hallado el miércoles por la tarde en el aljibe (...) lo que parece demostrar que el cadáver fué arrojado cuando la Policía lo buscaba. Además, una de las heridas sangraba cuando el cadáver fué sacado del aljibe"

    http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1924/10/10/017.html

    En este caso, una comisión de 6 forenses lo tendría claro con el tema de las livideces. Desangrada y en un aljibe...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "La Guardia Civil de Villablanca (Huelva) prosigue sus investigaciones para el descubrimiento de los autores del secuestro y asesinato de un niño de corta edad, llamado José González Pereira, ocurrido el 14 de agosto de 1924 (…) El cadáver presentaba mutilaciones, se hallaba medio devorado por las aves de rapiña y presentaba la cabeza separada del tronco"

      http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1926/08/13/015.html

      Eliminar
    2. "Ejemplo de ello fue el Real Decreto de 20 de diciembre de 1924, en cuya exposición de motivos se alude a los «antiguos protegidos españoles o descendientes de éstos y, en general, a los individuos pertenecientes a familias de origen español que en alguna ocasión han sido inscritas en registros españoles y estos elementos hispanos, con sentimientos arraigados de amor a España, por desconocimiento de la ley y por otras causas ajenas a su voluntad de ser españoles, no han logrado obtener nuestra nacionalidad»...

      https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2015-7045

      Eliminar
  9. ¡¡¡ Que rallada !!¿Y así mismo digo yo que cobrarás algo por todo esto que haces no Nozick? si no, no veo yo la gracia de dar tanto la brasa, es una autentica rallada mental.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, no cobro nada. Para mi es suficiente recompensa recibir el apoyo de lectores como usted.

      Eliminar
    2. Todo depende de la capacidad que tenga uno de sentir empatía al dolor ajeno, de rebelarse contra la injusticia, de no ser capaz de mirar hacia otro lado y anestesiar la conciencia. Es lo único que quedará cuando abandonemos este mundo. Enhorabuena Nozick por otro excelente a la par de angustioso artículo de investigación. Pobres angelitos.

      Eliminar
  10. "Una persona (...) ha comunicado al jefe superior de Policía que anteayer por la tarde vió pasar (...) un automóvil ocupado por un caballero, dos señoras y tres niñas de la edad de las desaparecidas y ataviadas pobremente. Las niñas iban cohibidas y a punto de romper a llorar, y el caballero y las señoras trataban de animarlas (...) Los registros y los interrogatorios se suceden; pero hasta la fecha no se ha obtenido nada práctico. Habló el Sr. Del Valle respecto a la vida de las muchachas desaparecidas y sus familias e hizo algunas consideraciones sobre el descuido y la ausencia de educación en determinadas clases sociales. Las investigaciones van encaminadas, por ahora, a buscar gente maleante, vagabundos y gitanos".

    http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1924/05/29/017.html

    De un caballero y dos señoras en un coche (en 1924) a vagos y maleantes... Parece que el dinero si que es lo importante de este caso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomado de la Ilustre Degeneración:
      - ¿Qué quieres?. ¿Que nos metan en la cárcel?. Podrían hacerlo. ¡Naturalmente que podrían! Pero creo que preferirían eliminarnos. Lo harían nuestros maridos o nuestros hijos. Porque han sido educados para eso. Saben que quien cae en deslealtad, violando sus votos, no merece vivir.

      No nos echarían de menos. Podrían meternos en un manicomio. O un cargador en el cuerpo. La familia publicaría que nos mató la gripe. Y los forenses, ¡ya sabes!. Encuentran lo que deben buscar. Si no, ¡pregunta a tu marido!. Porque sigue siendo juez. Yo que tu tomaría lo que me dan, dejándome de escrúpulos.

      En la vida, ¡no nos puede ir mejor!. Hacemos lo que nos da la gana,
      podemos aparcar en doble fila, sin que halla un guardia que nos ponga una multa. Y si alguno la pone, ¡nos la quitan!, los negocios van de miedo, el trabajo no nos mata y no hay autoridad que se meta en nuestras cosas. ¿Qué más quieres?. Piensa que llevas un muñeco que habla. Sin vida ni entidad. ¡Y déjate de memeces! Son peligrosas.

      La puerta del jardín se abrió. Freddie quiso ver a sus padres antes de morir.

      Eliminar
    2. Esas gripes...

      Eliminar
    3. "Habló el Sr. Del Valle respecto a la vida de las muchachas desaparecidas..."

      http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1924/05/29/017.html

      Cuando el Sr. del Valle estaba ocupado investigando a "gente maleante, vagabundos y gitanos"...

      "Se sabe que los Guardias de Seguridad 1.266 y 1.207, haciendo el recorrido por su demarcación, al llegar casi a la esquina de la calle de Isabel la Católica vieron en el arroyo de la calle de San Cipriano la cabeza de un niño. Hicieron una investigación rápida, y encontraron en la calle de Castro, también en el arroyo, y frente a la casa número 6, el cuerpo, al que, como decimos, le faltaban los miembros (…) La Policía de las dos citadas comisarías, después de comunicar todos estos antecedentes al director general de Seguridad y al jefe superior, Sr. Del Valle, realiza diversos trabajos de investigación para aclarar cuanto se refiere a este infanticidio (…) del informe emitido por los doctores Rey y Pinilla, quienes suponen que el niño tendría de quince a veinte días, y añaden que estaba muy desarrollado. Del examen hecho por los médicos suponen éstos que las amputaciones fueron hechas con instrumento muy cortante y por una mano fuerte y segura que tajó sin vacilación. El pelo del niño es rubio".

      La Voz. 28 de enero de 1926

      La comisaría de Palacio investiga el descuartizamiento de un recién nacido (en Navidad) cuyos restos aparecieron (en torno al 27 de enero de 1926) muy cerca de la calle Isabel la Católica.

      La cabeza apareció en la calle de San Cipriano, el cuerpo en la calle de Castro, ropas de niño en la Travesía de las Beatas y pañales ensangrentados entre basuras del mercado de los Mostenses.

      Eliminar
  11. En la novela se escribe una situación en la que el grupo de ilustres degenerados está formado por representantes de destacadas familias más que por individuos que asistiesen a título individual a esas bacanales de comida, drogas, sexo y sacrificios.

    ResponderEliminar
  12. ¡Cómo me alegra que escribas sobre éste caso! Mi abuela se pasó toda mi infancia y parte de mi adolescencia recordándome el caso de las niñas que una maestra mandó a comprar patatas y se las llevó el sacamantecas. Ella vivía en otra zona de Madrid pero este caso la impresionó mucho. Al principio creí que se inventaba las historia o la adornaba hasta que después de mucho buscar y rebuscar encontré el informe de los forenses. Mi abuela no se quedaba corta ni sufría de paranoias por ser el caso su lectura favorita.
    Gracias por no dejar que estas cosas se olviden
    La ex forense perpleja

    ResponderEliminar
  13. "Se conocen nuevos detalles de la detención de los individuos que trataron de raptar a unos niños (...) en el bolsillo se le encontró (...) un papel con las señas de la calle Hilarión Eslava, número 5, primero, Madrid (...) Se cree que el detenido no tiene relación alguna con el suceso de las niñas de la calle de Hilarión Eslava (...) Aunque parezca mentira, la famosa Tula no ha desistido de sus propósitos de descubrir el paradero de las niñas (...) dijo que había decidido emplear el hipnotismo para desentrañar el misterio..."

    http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1924/07/30/014.html

    ResponderEliminar
  14. La señorita Morales fué detenida y encarcelada. Se hizo entonces un registro en su casa, y entre los papeles de la señorita Morales —valioso testimonio de sus obras de catequesis— se encontró una carta escrita por su cuñada de Gijón y remitida con un propio "para no exponerla a los inconvenientes del correo", en la que acusa de un modo terminante, rotundo, categórico, a Mercedes de servir de "pantalla" a los verdaderos culpables de la desaparición de las niñas. Esta carta y las acusaciones del cabo Cosín determinaron el procesamiento de la señorita Morales; pero en este tenebroso "affaire" suceden cosas muy raras. Todos los indicios, todos los cargos, por abrumadores que parezcan, se desvanecen y desvirtúan como por arte de encantamiento (…) Pues bien: inopinadamente se presentan al juez varias señoras, miembros de una piadosa institución , y declaran -¿bajo juramento?- que el día 24 de mayo, por la mañana, estuvo en una ceremonia de imposición de insignias celebrada en el domicilio social. La supuesta ceremonia terminó a las doce. Era necesario probar que no se trasladó inmediatamente después a la plaza de la Moncloa. Y aparece otra dama que asegura —¿bajo juramento?— que la señorita Morales la acompañó a su casa para recoger una imagen del Niño Jesús

    Heraldo de Madrid. Miércoles 25 de noviembre de 1931

    ResponderEliminar
  15. yo escuche a Juan Ignacio Blanco decir en una charla , que el premio Nobel ,Santiago Ramon Y Cajal , fue uno de los investigados en este caso . De puertas para dentro claro , porque a la luz pública nunca salió.

    ResponderEliminar
  16. Es una gran decepción saber que la policía española es bastante mediocre desde hace mucho tiempo. Aún hoy toman declaración a testigos cuando ya ha pasado un montón de tiempo, se manipulan las pruebas por cualquiera que esté disponible y muchas chapuzas que sin duda pertenecen a un grupo de ineptos. Con el crimen de Alcácer de las 3 jóvenes aluciné cuando en tu blog he leído -por su propio testimonio ante el juez- que al hombre más joven de las colmenas que descubrió los cadáveres se le dió un guante para que rebuscara junto con la guardia civil. Sin duda que la mediocridad tiene mucho que ver con tanto crimen o desaparición sin resolver o resuelto erróneamente. Luego uno ve las series norteamericanas con tantos protocolos para resolver crímenes y resulta que la policía española no los ve. Que les pongan a ver la tele. Saludos.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios y opiniones son bienvenid@s mientras se expongan con cortesía. El tema del comentario tiene que estar relacionado con el contenido del post. Antes de redactar uno, tenéis que elegir una opción en el desplegable "Comentar como". Si no tenéis un perfil, podéis elegir un nombre o comentar como usuario anónimo. Y después hay que pulsar "publicar". Los mensajes publicitarios, los mensajes de mal gusto o intrascendentes, los trolls y los intoxicadores no son bienvenidos. También ruego precaución para no vincular nombres a conductas delictivas, lo que puede ocasionar una querella, o dejar mensajes que puedan servir de pretexto a las autoridades correspondientes para cerrar el blog. En cualquiera de esos casos me veré obligado a no publicar el mensaje. No obstante, la responsabilidad sobre el contenido de los mensajes corresponderá a los que los hayan redactado. Ruego que las posibles quejas o solicitud de aclaraciones se remitan a la dirección de correo del blog y no en un nuevo comentario.