viernes, 29 de julio de 2016

Alcàsser. La historia de Vanesa y el maldito viernes 13.




El ocho de febrero de 1993, Juan Madrid escribía en Cambio 16 un artículo titulado "Aquel maldito viernes 13", en el que relataba los últimos dos días de las niñas en un relato que ponía en boca de Vanesa, una de sus mejores amigas.

Vanesa aparecería citada en el libro de Fernando Martínez Laínez, publicado seis meses después, en noviembre de 1993, en el capítulo "Ester". "… Esa tarde, las tres, acompañadas de Vanesa, que también era muy amiga, se fueron a eso de las cinco y media a los recreativos ZASS a jugar a las maquinitas, pero en realidad debieron ir porque Miriam quería ver al Lean, que estaba jugando al billar. Bromearían un poco entre ellas y luego decidieron venir a mi casa…"

Este es el artículo de Juan Madrid en Cambio 16:





Muerte, muerte… sólo se habla de muerte, sabe usted. De cómo mataron a mis amigas, de cómo las enterraron y las violaron. Del sufrimiento tan grande que debieron pasar las tres, pobrecitas mías. ¿Usted se figura? Ellas venga a gritar y a gritar al sitio donde las llevaron el Ricardo y ése otro, su amigo, ése que llaman el Anglés, que son dos hermanos, el Enrique y el Antonio, dos que tienen antecedentes por cosas de drogas, me parece.

Bueno, mire usted, a mi me pasa como a todo el mundo, me pongo a pensar y pensar y no paro, qué quiere usted que le haga, yo soy así, fantasiosa. A mi en esto de la fantasía, de figurarme cosas, pues soy de lo que no hay, como me dice mi padre que siempre anda diciendo: "Anda, Vanesa, hija, deja ya de fantasear, déjate de tanto cuento". O sea, que me figuro cosas, pienso, ya lo ve usted. Pienso en mis tres amigas dando gritos, llorando, con los ojos desmesurados por el terror, a lo mejor pensando que eso no les podía pasar a ellas.

¿Se las figura usted? Yo sí que me las figuro. Las veo como si estuvieran delante, como si fuera usted. ¿Le cuento? Pues mire usted, se lo voy a contar desde el principio, desde que empecé con el diario, sabe usted, el diario que hago yo todos los días, una costumbre que tengo de pequeña, ya ve cómo soy. Yo, de pequeña, pero que muy de pequeña, ya quería ser periodista. Escribir en una revista o en un periódico las coas que van pasando y luego contárselas a los que no han estado allí, ¿me comprende?

Bueno, claro que me comprende. Qué tonta soy. Me pongo a hablar y no paro. Yo es que creo que lo más bonito de esto del periodismo es precisamente lo de contar lo que se ha visto a los demás, como le dije antes. Contárselo a los que no han podido ir donde ocurren las cosas. Como todo el mundo no puede ir, los periódicos lo tienen que contar. ¡Qué bonito es eso! Además, se viaja y se conoce gente, lo mismo que yo ahora le estoy conociendo a usted, ¿no?

Perdone, pero le estoy diciendo cosas que usted ya sabe, pero es usted el primer periodista que conozco de verdad. Yo me sé toda la historia desde el principio hasta el final, pero todita ¡eh!, que para eso la he ido apuntando en el diario, para no olvidarme, que las cosas, si se escriben, no se olvidan. Yo se las voy a ir diciendo a mi manera y usted pues luego las cuenta a la suya, ¿no? Usted luego las pone en su periódico de la manera que usted quiera.

Bueno, no sé por dónde empezar. Lo más difícil debe ser cómo empezar una historia, ¿verdad? Porque, digo yo, ¿dónde empieza una historia? Eso sí es difícil. Yo, si a usted no le parece mal, la voy a empezar desde el jueves 12 de noviembre, ¿le parece bien?

DECIR LA VERDAD. Vale, pues mire, ese jueves las cinco amigas que somos inseparables nos reunimos a que Miriam nos contara lo que le había pasado con el Lean, ¿no? Y también lo de ese chico de su instituto que se conocieron en la acampada que hicieron hace poco. No sé si usted sabe que todas nosotras, las cinco amigas, tenemos un juramento, que es contarnos todo lo que nos pasa. Nos hemos jurado decirnos la verdad, pero la verdad de la verdad. Y también nos hemos jurado que lo que nos contamos no se lo vamos a decir a nadie.

Las cinco somos: Esther (con hache intercalada que a ella le gusta así), Toñi, Desirée, Miriam y yo. 1 Las cinco nos reunimos en mi casa para oír la radio de aquí, de Alcácer, que es muy buena, para escuchar discos dedicados. Y, la sorpresa, uno que iba a pedir Toñi. El disco es de Peter Sealing, que a todas nos vuelve locas de lo guapísimo que es, y el tema Major Tom. Toñi habló con el locutor y le pidió el disco y cuando lo puso y lo oímos, Miriam decía: "Jamía que tontas sois" y se reía y nos reíamos todas.


1 FML (Capítulo "Marisa"): "... La pandilla, en realidad, éramos Ester, Desi y yo, nosotras teníamos la relación más estrecha; y luego estaban Toñi, Miriam e Isabel..." Por otra parte, Toñi dedica el Major Tom a Isabel, Miriam, Desi, Ana, Amaya, Marisa, Melina, Belén, Ester, Carmen y Cristina. Pero a Vanesa, que estaba allí con ella, no.


Usted dirá que por qué le cuento esto, pero es que tiene mucha importancia con los asesinatos. Verá usted, Miriam es la más mona de todas, sí, la más guapa. Para mí es guapísima y tiene un estilo que para qué. Ella hace ballet en el instituto y quiere ser bailarina. Con eso de la gimnasia del ballet se le ha puesto una figura de lo más mono, una figura que ya, ya… 2 Bueno, pues es la única de todas nosotras que tiene novio, o sea, un chico que le gusta y que él, pues le gusta a ella. El chico se llama Lean, bueno le llamamos nosotras, en realidad se llama Leandro, tiene 18 años. Es la mar de guapo, alto, muy fuerte él, que hace pesas y kárate y tiene unos pies grandísimos que me parece que gasta el 45, el tío. 3


2 FML (Capítulo "Ester"): "... Miriam era la más guapa. Hacía ballet en el Instituto y quería ser bailarina. La gimnasia le gustaba y le había dado un buen tipo..."
3 FML (Capítulo "Ester"): "... Alto, muy fuerte, hacía pesas y kárate, y con decirte que calza un 45 te harás idea de lo chicarrón que es..."


Le sigo contando. Miriam decía: "Venga, hijas, no os riáis, no vale, que me da no sé qué". Y eso lo decía, verá, porque a Miriam le gustaba otro chico, como ya le he dicho, otro chico que no era su verdadero novio, el Lean. Y como ella es legal cantidad pues se lo dijo al Lean. Le dijo: "Mira, Lean, lo siento mucho, de verdad, pero he conocido a otro chico en la acampada del instituto y me gusta. Lo siento. No sufras por mí". 4


4 FML (Capítulo "Ester"): "... Lo siento mucho, pero he conocido a otro chico en la acampada del Instituto y me gusta. Lo siento..."


Y el Lean que le contesta: "Yo no puedo estar con una chica que me engaña, así que rompemos. Trataré de olvidarte".

A nosotros nos dio pena el Lean por lo que iba a sufrir, pero la vida es la vida y ella, pues fue sincera, ¿verdad? Y siendo sincera se puede hacer daño sin querer. Bueno, a lo que iba, todo esto es muy importante para el asesinato, pues si no hubiera sido por eso pues no hubieran ido a la disco Coolor que está a la salida de Picassent y no hubiera pasado nada. Eso fue el jueves 12 de noviembre, ¿no? y al otro día, Miriam se arrepintió. Le dio como algo raro en el corazón y se tiró toda la noche venga a llorar, pensando en Lean, en el daño que le había hecho. 5


5 FML (Capítulo "Ester") "... Estuvo llorando toda la noche pensando en el Lean, en el daño que ella creía que le había hecho, y como era tan sensible fue a verlo otra vez, a hacer las paces, y a decirle que estaba arrepentida de lo que le había dicho..."


O sea, que le dio pena a la pobre. Ya ve usted cómo somos las chicas. Nos dan pena los hombres que sufren. En cambio, los hombres, pues no tienen pena, Los hombres si te he visto no me acuerdo. Ellos lo que quieren es… bueno, ya sabe lo que quieren los hombres. Cuando lo consiguen adiós muy buenas. Si te he visto, no me acuerdo. Ese es su lema.

Voy a seguir. Se conoce que el disco que pidió Toñi le hizo recordar tiempos felices, tiempos bonitos cuando ella y el Lean eran amigos especiales o novios o lo que se llame eso. Y al otro día, o sea, el maldito viernes 13, Miriam andaba ya arrepentida de lo que le había dicho a su novio y fue a verlo.

Le dijo: "Estoy arrepentida, Lean. Me gustas tu. El otro no".

Y Lean le contestó que vale, que muy bien, pero que tenían que hablar. Se hizo un poco el duro, como todos los hombres, qué se le va a hacer, ¿verdad? Es lo que yo digo, los hombres son así y no hay manera de cambiarlos, pobrecillos. Eso fue lo que le dijo, pero voy a seguir.

"Voy a estar en la disco -le dijo el Lean-, a la salida hablamos".

¿Se da cuenta? Ahí empezó todo. ¿Lo ve? Quedaron en verse a la salida de la disco. Si no hubieran quedado, pues Miriam no hubiese ido y no hubiese ocurrido nada. No sé si se ha dado cuenta de lo que le acabo de contar. Miriam fue a Coolor, la disco ésa, a hacer las paces con el Lean. Yo creo que esto es bien importante, ¿verdad? ¿A que sí?

Usted se preguntará que muy bien pero que junto a Miriam fueron Toñi y Desirée. Pero claro, usted es un señor mayor, perdone y seguro que no sabe que nosotras vamos siempre juntas. Claro, figúrese, una reconciliación y hacerla ellos dos solos. Imposible.

Yo quiero que se dé cuenta de que, aquel viernes 13, si Miriam, Toñi y Desirée fueron a la disco fue para que Miriam hiciera las paces con su novio. Y fíjese cómo son las cosas de la vida que el Lean no fue a la disco. Se hizo el duro y al final decidió no ir. ¿Se va haciendo una idea? 6


6 FML (Capítulo "Ester") "... quedaron en verse, aunque no en la discoteca, porque Lean, a última hora, decidió no subir a COOLOR. Miriam no fue esa tarde a la discoteca por el Lean, y no tenía mucho interés en ir. La que más interés tenía era Toñi, que quería ver a un chico del pueblo que le gustaba y que se llama José Antonio..."


Le voy a seguir contando cómo fue aquel viernes 13. Nosotras, o sea, Toñi, Desirée, Miriam y yo nos fuimos a eso de las 5,30 a los recreativos Zass a hacer como que jugábamos a las maquinitas y a comer cortezas y saladitos, pero en realidad era para ver al Lean, que se hace su partidita de billar. Estábamos allí las cuatro, riéndonos, venga a reír y haciendo como que no mirábamos al Lean. Allí estuvimos como una hora y decidimos irnos a ver a la pobre Esther que estaba con gripe y no la dejaban salir de casa.

Tengo que decir que Miriam se había puesto guapísima para ir a ver al Lean. Verá: camisa vaquera chupi, (¿?) pantalón estupendo, lavado y puesto al sol para que quede como tiene que quedar, sus zapatillas Adidas y su cazadora vaquera. Y para qué hablar del peinado que llevaba. Una delicia. La melena así, al lado, un poco ondulada que le tapaba un poco el ojo, y un poco de rimel, muy poco, para que nadie se diera cuenta. Bueno, si ella iba guapa, nosotras también.





ARREPENTIDA. Toñi se había lavado la cabeza, lo mismo Desirée y yo, que me había puesto la falda de mi hermana que se había comprado en Barcelona. Nos lo pasamos chupi piruli en los recreativos Zass, como ya le he dicho, venga a reírnos. Después, Miriam y las demás nos acercamos al Lean y Miriam le dijo eso de que estaba arrepentida y que en realidad le gustaba él y no el otro chico.

Como eso ya se lo he contado, paso a otra cosa.

Salimos de Zass la mar de contentos, sin dejar de reírnos, diciéndole a Lean la suerte que tenía porque había recuperado a su novio. Las cuatro, derechitas, nos fuimos a casa de la pobre Esther (ponga la hache intercalada) a decirle lo que había pasado. Para que se enterara, vamos.

Merendamos la mar de bien en casa de Esther, se lo contamos todo, jugamos un poquito a las cartas y a los videojuegos y Miriam que estaba nerviosa por ir a la disco. Tan nerviosa estaba que hasta llamó a su padre para que nos llevara en coche. Su padre le dijo que no, que estaba cansado. Miriam no hacía más que mirar el reloj: "Hija, vámonos ya, porfa". Y tan pesada se puso que a eso de las 7,30 7 pues se despidió de Esther y de mí y se fue. Se fueron Toñi y Desirée para acompañarla y yo me quedé con Esther, que su madre no la dejaba salir.


7 Fuente: entrevista a Esther en “La Vanguardia”, el 29 de enero de 1993. El horario difiere del que indicó en el Sumario (20:20 h.) y en el juicio (20:00 h.) Si la supuesta llamada a casa de Fernando García se hizo a las 8 de la tarde ¿cómo iban a haber salido de casa de Esther a las 7:30? El famoso vídeo que marcaba las 8:20 de la tarde era la referencia. Aunque luego desapareció en el juicio, porque la hora mágica era las 8 de la tarde.


¿Se las figura usted? Iban carretera adelante, la mar de contentas, riéndose como locas y haciendo dedo. Serían las 8 cuando Francisco y su novia, que es valenciana, sabe, cogieron a las tres y las dejaron en el cruce con Silla, al lado del puente, en la primera gasolinera. A Francisco no le hubiese importado llevarlas hasta la disco, ¿comprende? Francisco es buena persona. Lo que pasó es que le iba fallando el coche y lo quería llevar al garaje antes de que cerraran.

Serían las 8 o las 8,05. 8


8 Tenían mucha prisa, pero ¿tardaron media hora en llegar hasta el famoso último semáforo desde la casa de Esther?


Y ellas anda que te anda carretera adelante. Sin dejar de reírse. Y los coches pasando. Pasando. Y nadie que las coge. Y ella venga a hacer auto-stop. Miriam loquita por encontrarse con el Lean.

¡Ah! antes tengo que decirle que en realidad no iban a la disco. Iban a verse con el Lean a la salida. La disco cuesta 400 pesetas, un dineral. Entre las tres no juntaban las 1.200 que costaba. Si no hubiese estado el Lean en la puerta, a lo mejor hubiese entrado sola Miriam. Sólo ella, Para hablar con su novio, ¿entiende?

A las 8,15 el José Antonio las ve.

Sí, lo que oye. El José Antonio paso por allí.

Volvía con su Vespino por la carretera y las saludó levantando la mano. Fue el último que las vio con vida. Si, el último. Ellas ya habían rebasado Picassent y marchaban por lo peor de la carretera, que es oscura y tétrica. Figúrese.

Quince minutos después los asesinos las cogieron en autostop.

Si es verdad lo que dicen las autoridades, el Miguel Ricart, un chico que conoce de vista a Miriam y que es muy mayor, como de 23 años, las paró en su coche, un Opel blanco la mar de bonito. A su lado iba uno de los hermanos Anglés. No sé si Antonio o Enrique. Como las autoridades todavía no se han puesto de acuerdo en ese punto, pues yo no le digo ni que era él ni que no era. Desde luego, el Miguel Ricart era el que conducía, porque para eso el coche era suyo.

Dentro del coche empezarían las bromas. Que si qué contentas vais, que si os queréis venir con nosotros, que si en la disco no hay nada más que pipiolos, que nosotros somos tíos de verdad, que si venga tías, no seáis bordes… que si esto, que si aquello Total, que mis amigas dijeron que nanay, naranjas de la china. Que ellas iban a la disco, que por favor las llevaran a la disco.

¡Eh!, ¿por dónde vamos?, diría Miriam, o Toñi o Desirée. Ese no es el camino. ¿Por dónde vamos? ¡Eh, un momento! ¡Un momento!

Y el coche que se mete por otro camino.

Un camino oscuro. El camino que lleva a la casamata o a otro sitio que los hermanos Anglés han utilizado para sus porquerías. Bueno, esto último me lo figuro por lo que dicen sus amigos, los periodistas que están por aquí. A lo mejor me equivoco.

Pero ellas ya van llorando, suplicando que las dejen. Pero claro, no pueden salir. Y el coche va dando tumbos por los caminos del campo. Por la oscuridad.

Lo que llorarían ellas, ¿verdad?

Ya le dije al principio qu yo, de bien pequeña, quería ser periodista. Bueno, ahora también quiero serlo, pero hay que ver lo que han montado ustedes aquí. ¿Es así siempre, eh? Fíjese, las televisiones han instalado focos y venga focos, que esto parece el cine, camiones con el material, coches y venga coches. Y fotógrafos. Fotógrafos por todas partes.

Pero lo que más me fastidia es que los de las teles, por ejemplo, nos digan cómo tenemos que comportarnos, como en esos programas de público, como el Un, dos, tres. Sólo ha faltado que nos digan, "ahora a aplaudir, ahora a ponerse tristes, ahora a enseñar los carteles". Un poco lastimoso, ¿no?, qué quiere que le diga. Yo pensaba que el periodismo era otra cosa. Hasta un plató han organizado en la Asociación Agrícola. Y como beben ustedes los periodistas, madre mía. Mi abuelita, la del bar Carrión, me ha dicho que ha gastado cajas y cajas de cerveza, whisky, vino… no sé, la intemerata, vamos.

Y todo el mundo se ha puesto a decir que hay que matar y torturar a los asesinos, o sea, que quieren ser como ellos. Y yo creo que eso no puede ser. Vamos, me parece a mí. No podemos volver a la selva, que es lo que dice mi padre. Que se haga justicia, eso sí. Pero de matar a los que matan, nada de nada. Nasti de plasti, como dirían los de Madrid. Y hablando de otra cosa. Yo me pregunto cómo ese Miguel Ricart, que vive ahí al lado, en Catarroja y que es camionero, es tan drogota y tan maleante él. Es tan maleante que tiene una hija a la que no ve y vive fuera de su casa. El Miguel Ricart vive con los hermanos Anglés, que son ocho y no tienen padre, que murió. La madre de esos chicos es brasileña y buena persona, pero Enrique y Antonio… ésos son traficantes, dicen, y el Antonio hasta es fugado de la cárcel psiquiátrica de Fontcalent, en Alicante, donde salió de permiso en marzo del año pasado, escapándose.

Yo creo que el Miguel Ricart y alguno de los hermanos Anglés conocían a Miriam, porque ella va al instituto de Catarroja. Un instituto que llaman Florida. Es casi seguro que la conocían y ya se había fijado en lo guapa y en lo mayor que parecía ¿no cree usted?

No quiero ni pensar en lo que le hicieron a las pobrecitas en la casamata esa aquerosa que han encontrado en el campo. Ni pensarlo quiero. Ellas gritan, se arrastran por el suelo, patean… y ellos venga a decirles que eran unas tales y nas cuales, que seguro que se lo hacían con todo el mundo, que eran unas puercas -eso dicen los tíos ¿no?- que por qué no lo iban a hacer con ellos.

Y los golpes. Venga a darles golpes y a violarlas por turno. Ellos a reírse, que era lo suyo, ¿verdad? Una risa muy grande les tenía que haber entrado. Una diversión de noche de viernes. Las chicas estamos para eso, ¿no?

Y las mataron. Un tiro en la nuca a cada una. Así no se chivan estas tías, pensarían. Tres tiros y se acabó. A otra cosa. A no preocuparse más. A la vida de todos los días. A disimular.

Y las vistieron. Y las colocaron una junto a la otra en un pedazo de moqueta azul, que tenían en la casamata para sus asuntos. Y las llevaron al descampado donde sólo van los mieleros. Y los tíos se pusieron a cavar por turno, venga pico y pala.

BROMAS MACABRAS. Me los figuro allí, de noche. Echándose unas cervecitas, comiendo patatas fritas, unos bocatas, sopa de tomate, cigarritos… Medio borrachos los tíos. A lo peor hasta diciendo bromas, muy compañeros ellos. Y mientras tanto, los cuerpos de mis tres amigas abrazados dentro de la moqueta azul. Lo demás ya lo sabe usted, que ha estado aquí y no se lo voy a contar, ¿para qué? Gabriel Aquino, el mielero, encontró la mano de Toñi con el reloj, asomando. La mano putrefacta y descarnada, pero llevando su reloj, ese reloj tan bonito que tenía.

Don Pedro Carboneras, el de la funeraria, le ha contado a mi padre que cada una pesaba como 12 kilos, las pobres. Una encima de la otra en un foso de dos metros de largo por uno de ancho y más de medio de profundo. Tenían sólo huesos y piel, pero los señores forenses y ese otro señor Frontela, de Sevilla, que es tan listo, ya han hecho las autopsias y lo han descubierto todo. Bueno y lo más importante. El Miguel Ricart va y rompe un parte médico y lo tira por ahí. No sé si en la casamata 9 o en el campo, cerca de la tumba. El caso es que la Guardia Civil recoge los trocitos de papel, los reconstruye en sus laboratorios y descubren el nombre. ¡Hay que ver, eh! Parece mentira, como de peli policíaca y perdone si parece que me vuelvo frívola, pero es que es así.


9 ¿Una casamata o una caseta? Una casamata es un búnker que protege un nido de ametralladoras o una pieza de artillería. ¿Sabría Vanesa siquiera qué es una casamata o es un error de Madrid?


Y encima, la Guardia Civil, que tenía enfilado al Miguel Ricart por sus antecedentes drogotas y por su coche Opel Blanco, que había sido visto por testigos como ya le he contado, pues lo detuvieron, ¿no es así? Y bingo.

Mire, ya no quiero hablar más de esto. Me he cansado. La muerte ha entrado en Alcácer. La muerte, la muerte, la muerte, la muerte… Dios mío, la muerte.






¿Existe Vanesa? ¿O es un recurso literario de Madrid para contar su historia? No figura en el sumario, no fue citada en el juicio y Toñi no la incluye en la lista de amigas a las que dedicó el "Major Tom". El que la cite Laínez en su libro no es garantía de nada, porque parece haberse basado en el artículo de Madrid a la hora de escribir su libro, si bien existen notables discrepancias.

Según "Madrid-Vanesa", las niñas van a la discoteca para que Miriam se encuentre con "Lean" a la salida. Pero, según "Laínez-Esther", las niñas van a Coolor porque a Toñi le gustaba José Antonio Cano Llacer. Una significativa diferencia.

Lo de Cano Llacer no se sostiene si es verdad que se cruzó con ellas a la altura de la gasolinera y las saludó. Si iban a Coolor porque Toñi quería verlo, el paseo hasta la discoteca ya no tenía objeto. Cano se había marchado y además se estaba haciendo tarde.

La novedad más destacada del artículo es el hecho de que Esther no fuera "a la discoteca" porque su madre no la dejaba salir. Una hipótesis de la que ya se hablaba "entre bambalinas", pero que ahora, gracias al artículo de Cambio 16, queda recogida en papel. Era poco probable que una adolescente como Esther se quedara en casa por una simple gripe. Una gripe que, por otra parte, no había sido obstáculo para que fuera a Zass a ver si estaban allí sus amigas, ni para que luego se acercara al ambulatorio para que le pusieran una inyección. Mientras tanto, tenemos que aceptar que Toñi había ido con sus amigas a la discoteca, con una caries que le había destruido buena parte de una muela y una infección que ya había invadido el maxilar inferior.

El deducir que no iban a la discoteca y que Toñi no tenía ninguna caries sería algo que sólo podría hacer un conspiranoico, porque entonces resultaría que el maxilar no era el maxilar y nos meteríamos en un lío.

Laínez pone en boca de Esther buena parte de lo que le cuenta Vanesa a Madrid. ¿Sería Esther realmente la fuente de Madrid? Y si así fuera, ¿por qué la hora de salida de casa de Esther cambia de las 7:30 a las 8 menos algo; el motivo para ir a la discoteca, de ver a Lean a la salida a ver a Cano Llacer -que estaría dentro del local y no tenían entradas-; y la causa por la que Esther no fuera a la discoteca de que su madre no la dejó ir, a que tenía gripe?

Si alguna entrevista no lo remedia, siempre nos quedaremos con la duda de cuáles fueron las fuentes que consultaron Madrid y Laínez; dónde acaba la realidad y empieza la fantasía y dónde terminan los aciertos y comienzan los errores.

Un dilema que no es en absoluto nuevo en el caso Alcàsser, de todos modos.





Fuentes:


  1. Aquel maldito viernes 13. Cambio 16. Ocho de febrero de 1993.
  2. Sin piedad. Fernando Martínez Laínez.

56 comentarios:

  1. Ni entradas, ni Lean, ni Cano. No iban a la discoteca y ya está. Y si no iban a la discoteca, no iban a Picassent. Desaparecieron en Alcàsser y punto.

    ResponderEliminar
  2. A todos se nos quedó una terrible historia grabada en esos años, y fue gracias a artículos como este. Tres chicas que van a una disco light con toque de queda acorde a su edad, una que se salva por casualidad, o por previsora, una buena persona que las intenta llevar, un buen padre que no las puede llevar, y la fatalidad.
    Detalles y más detalles que formaban una película perfecta. El último acto: dos kinkis desalmados que atacan a la sociedad, una mano redentora que emerge de la tierra y unos papelitos.

    Es una mentira indestructible.

    ResponderEliminar
  3. Leemos en el copete del artículo: "El ojo por ojo era la filosofía más predicada en Alcácer"...
    https://es.wikipedia.org/wiki/Ley_del_Tali%C3%B3n

    ResponderEliminar
  4. En La Ilustre Degeneración también se emplea esa misma palabra:

    "Habían pasado los años, pero la calle no se olvidaba de las tres chicas. Limpias las calaveras, los cuerpos revelaban que habían sido bárbaramente torturadas, por maníacos sexuales. Autopsia minuciosa, seguida de análisis, hubiese desvelado el misterio, que ocultaba la contradicción entre el tiempo necesario para hacer todo aquello y la muerte, que se pretendía casi inmediata.

    Pero al no estar interesado el poder en saber lo que realmente sucedió, la investigación quedó en chapuza, que no convenció a nadie, oponiéndose a la leyenda oficial, la que dictaba la imaginación popular, oponiéndose la razón al cúmulo de contradicciones, que llegaron al público. No siendo costumbre que el asesino firme su crimen, lo
    hizo en este caso, pues fue designado matador el propietario de volante de la Seguridad Social, encontrado en casamata, próxima a la fosa, donde aparecieron los cuerpos.

    El ser su propietario delincuente común y drogata, facilitó las cosas. Fue declarado culpable, sin que nadie explicase como era posible que un condenado, oficialmente en cárcel, cumpliendo condena y sin derecho a salidas, residía en su domicilio habitual, sin haber sido buscado ni molestado.

    No lo contó la autoridad, ni pudo hacerlo el interfecto. Dotado de facultades paranormales, por no dejarse detener, voló desde un quinto piso a la calle, perdiéndose para la eternidad, sin haber sido presentado".

    ResponderEliminar
  5. Interesante reconstrucción de los hechos desde un punto de vista poco explotado. Mi pregunta es cual te parece el motivo real por el que Esther no saliese de casa esa noche?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No la dejó porque estaba enferma o por otro motivo? Lo mismo estaba castigada, o tenía que hacer algo con su madre esa tarde/noche.
      Un saludo Nozick.

      Eliminar
    2. No la dejó salir por un motivo que no tenía nada que ver con que estuviera o no estuviera enferma.
      Saludos cordiales.

      Eliminar
    3. Pero si hubiera sido porque tenía que hacer algo con su madre o porque estuviera castigada, nos lo habrían dicho. Esther podría haber declarado perfectamente que no había ido porque tenía gripe y además estaba castigada.

      Eliminar
    4. Quizás estaba castigada por salidas anteriores con sus amigas o amigos en los que los padres consideraban que había algo castigable. No sé, llegar tarde quizás?

      Eliminar
  6. A mí esta supuesta aspirante a periodista me parece pura ficción por parte del tal Madrid. El estilo recuerda muchísimo al de Laínez: señores mayores intentando reproducir el habla juvenil con un resultado que no podría ser más desafortunado. De ahí esas expresiones chuscas como la de "camisa vaquera chupi". Me parece moralmente reprochable hacer literatura sobre un tema tan serio sin advertir que se trata de eso mismo, de literatura, o de advertir al menos que se ha tomado uno determinadas licencias, en lugar de hacer pasar el texto como la reproducción de un testimonio real. Un abrazo, Nozick, y enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti. Comparto tu opinión. A no ser que la camiseta vaquera chupi fuera Chipie, una marca de ropa vaquera de la época de la que he puesto una etiqueta. En cuanto a Vanesa... hay una cierta probabilidad de que existiera, pero mientras no tengamos constancia, lo dejaremos en licencia literaria.

      Eliminar
    2. En el sumario aparece la marca Chipie, se referirá a esa lógicamente y al no conocerla bien, puso Chupi.

      Eliminar
    3. Yo personalmente veo muchísimas diferencias entre el estilo de Madrid y el de Laínez, del que aprovecho la ocasión para citar este fragmento de "Sin Piedad":

      "—Gracias por todo —le dije.

      —De nada, pero a ver lo que escribes. Tú y yo nunca nos hemos visto ni hemos hablado, ya lo sabes. ¿Cómo me has dicho que te llamas?

      —Barea. Guillermo Barea.

      —Pues mi nombre ya te lo ha dicho Inés; pero, como se te ocurra ponerlo, diré que te lo has inventado todo. A ver lo que escribes, porque hay veces que os inventáis cada historia... ¡Qué jodíos periodistas! Anda que no le echáis morro...

      —No te preocupes. Sólo pondré lo que me has dicho.

      —Más te vale —contestó, más en serio que en broma."

      Eliminar
  7. Hay un comentario sin publicar porque se da un nombre. El texto es: ..."Es como si... fuera la fuente". Si el lector que lo ha puesto no tiene inconveniente en repetirlo sin citar dicho nombre, será publicado. Muchas gracias y lamento las molestias, pero es para evitar males mayores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo con el lector, reproduzco el comentario editado:

      Ni entradas, ni Lean, ni Cano. No iban a la discoteca y ya está. Y si no iban a la discoteca, no iban a Picassent. Desaparecieron en Alcàsser y punto.Evidentemente.La existencia "cuasi pública" de ese chalet en Picassent fue uno de los motivos que llevó a los chantajistas a elegir a estas tres niñas. JIB. ¿Conferencia Elche Sobre tres hechos muy concretos: las sectas, el satanismo y el crimen ritual.existen estos crimenes?El crimen ritual. De éste sí tengo constancia de su existencia.
      Yo he tenido constancia de la muerte de muchos niños los últimos 20 años en la comunidad Valenciana.el tema "chalets"tendríamos que profundizar mas,Un cabo valenciano natural de Picassent, llamado José Valeriano, 48 horas después de la desaparición de las adolescentes estuvo buscando indicios acompañado de más hombres en los alrededores de un grupo de chalets cercanos a Picassent, concretamente en la urbanización Sierra del Mar.......esta zona (Comunidad Valenciana)NO solo es Alcàsser Girls,(CASTELLÓN. VALENCIA. ALICANTE.)Luego esta Madrid....

      Eliminar
  8. Pues edita y quita ese nombre y adelante,un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Se me ocurre de todas estas desapariciones "misteriosas"para poder cotejar en un futuro no muy lejano,situarlas todas en un mapa,seria una interesante Iniciativa,logicamente de España,se podria ver con más claridad que Comunidad autónoma, municipios,provincia o pueblo,por las estadisticas que ya son mas que alarmantes,de echo que desaparezcan "10.000 niños refugiados"ya es demencial,esto No seria tan complicado por que tenemos muchas ONG,muchos "datos"que “ayuda mucho” su labor,una vez reconstruido seria trazar en linea o en perimetro en metros,kilometros etc.Esto mas que convencido que nos Llevaríamos sorpresas,no me cabe ninguna duda.Un saludo a todas esas personas que buscan la verdad sin precedentes ni pretextos.

    ResponderEliminar
  10. Cualquiera con un mínimo de sentido común puede ver que esas no son unas declaraciones hechas por una (traumatizada) niña a un periodista. Parecen más propias de la voz en off de una producción Disney que de alguien afectada por la muerte de tres personas cercanas. Sin embargo, las preguntas que abres no hacen sino aumentar la presión sobre las dudas que planean alrededor de Esther y su entorno. Aunque, quizás, la que recibió la presión en su momento fue ella (o su madre), y de ahí esa doble identidad, el baile de horas, de nombres... ¿Cómo puede ser que Vanesa, siendo (aparentemente) un personaje clave en esas horas previas, no haya dejado ningún rastro?

    Por cierto Nozick, ojalá algún día hagas un post titulado "Chantajes", o algo similar, para arrojar algo más de luz a los que no llegamos a todo... Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Todas estas historias y debates sobre lo que hicieron las crías esa tarde no conducen a ningún lado.
    Las niñas son captadas por un gancho que sirve de intermediario con los secuestradores (que no asesinos).

    Esther, Lean, Vanesa o perico el de los palotes lo único que hacen despistar y enredar más un caso que ya de por sí es complicado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso depende de cuál sea el objetivo que se tenga. En "el blog de las sombras", lo que se pretende es dejar bien claro, una y otra vez, y otra vez más, que la versión oficial es un cuento chino y, además, malo.

      Si usted sabe que las niñas son captadas por un gancho, enhorabuena, porque no existen datos oficiales al respecto. De modo que le invito a que haga públicos esos datos con nombres, apellidos y pruebas por el conducto correspondiente. No se puede dejar el caso impune si se puede probar eso. Yo no lo haría.

      Eliminar
    2. Todo sirve para algo. Tarde o temprano servirá.

      Eliminar
    3. Por cierto... salude a Hardcore de mi parte.

      Eliminar
  12. Hay que tener presente también que tanto Fernando Martínez Láinez como Juan Madrid, a parte de ejercer el periodismo, eran y son sobretodo dos apasionados escritores de novela negra. Incluso han trabajado como guionistas de cine y televisión. Estoy convencido que se tomaron muchísimas licencias literarias al escribir sobre el caso Alcásser. Tampoco estoy diciendo que lo que cuentan sea todo falso sino que su creatividad les tiene acostumbrados a distorsionar la realidad cuando se ponen a escribir. Simple deformación profesional.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mucho que fabularan, estaban las familias de Ester y ¿Vanesa? detrás para entablar una posible demanda si estimaban que se había producido algún tipo de calumnia o falsedad. El propio FML parece dejar bastante clara la diferencia entre realidad y ficción, ya que existen capítulos con nombres de protagonistas del caso, pero otros protagonizados por Guillermo Barea y compañía, que son los personajes de ficción que incorpora a su novela.

      Eliminar
  13. A ester sin H se le haze declarar sola,de noche en dependencias,a pesar de tener una corta edad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue de noche, pero tampoco a la hora de las brujas. Fue a las 20:30. Ahora bien, no es de recibo que una menor declare sin que ninguno de sus padres esté presente. Hora y media antes había declarado Cano Llacer, que tenía 16 años por aquel entonces y que también declaró sin presencia paterna.

      Eliminar
    2. Si un menor declara formal y oficialmente en un cuartel de la GC o en una comisaría de policía completamente sólo, como si se tratara de un adulto, se puede pedir la nulidad de dicha declaración. Habría que repetirla. Hay jurisprudencia al respecto.

      Eliminar
  14. Me uno a la petición que se te comenta más arriba que elabores algún artículo referente al "chantaje".
    Sigo tus artículos. Enhorabona. Núria.

    ResponderEliminar
  15. El artículo de Juan Madrid muestra que hasta primeros de febrero de 1993 (después del entierro de las tres niñas) el testigo César no se transfigura en José Antonio Cano Llácer. Resulta cuanto menos curiosa esta circunstancia. Lo digo porque no es nada normal que durante tres largos meses todos los medios de comunicación se obstinen en llamarle por el nombre de su hermano pequeño (de la misma edad de las niñas), estando desplazados en Alcásser montones de periodistas de prensa, radio y televisión cubriendo la noticia. ¿Nadie les sacó de ese error?, ¿De verdad?.

    ResponderEliminar
  16. Miriam no llevaba deportivas "Adidas" aquel día. Si no recuerdo mal, su atuendo consistía en mocasines de suela gruesa con flecos, o algo así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí hay discrepancias. Frontela retiró las siguientes prendas para su estudio:

      Sujetador, pantalón chipi, zapatos marca Timoti, cazadora, Camiseta Silver-carpi.

      Sin embargo, en la primera autopsia se detallan las siguientes prendas:

      - Cazadora azul de tela vaquera marca Levis Strauss...
      - Camiseta de color blanco o gris claro con dibujo de una espuela y la inscripción "Chipi".
      - Sujetador blanco...
      - Pantalón vaquero azul de marca Chipi.
      - Una prenda de ropa interior blanca, que pudiera ser una faja fina o unas bragas...
      - Unas bragas más pequeñas, de modelo tanga, de color morado y colocadas por debajo de las anteriores.
      - No lleva calcetines.
      - Zapatos azules oscuros, tipo mocasín.

      Efectivamente, llevaba mocasines de color azul oscuro. Probablemente de marca "Timothy", no Timoti.

      Las prendas vaqueras, ni "Chupi" ni "Chipi", Chipie.

      Eliminar
    2. Sobre la presencia de dos piezas de ropa interior, leí en una ocasión que esos días tenía la regla (si, me refiero a Miriam). Esto da a entender que podía ser cierto por eso de llevar un recambio. Saludos, Kamui.

      Eliminar
    3. Al denunciar la desaparición, según sus padres "vestía en el momento que salió del domicilio pantalón vaquero azul, camisa blanca y chaqueta vaquera color azul claro, zapatones de color negro. Va indocumentada y sin dinero".

      Eliminar
  17. Curioso que los apellidos de los dos menores que declaran ante la GC sin la presencia de sus padres no sean autóctonos de la población de Alcàsser. Padres forasteros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a ver, que aquí ya nos estamos pasando. No sé qué cosa es eso de "apellidos autóctonos", como si en este país los pueblos fueran compartimentos estancos. Y si nos ponemos exquisitos, también eran forasteros los padres de Toñi y el padre de Miriam, y llegaríamos a la misma conclusión que quiere entrever este comunicante; que no sé qué conclusión sería, por otra parte.

      Eliminar
    2. Es fuente segura, sin vírus (ni reales o virtuales), del Ayuntamiento de Alcàsser. http://www.alcasser.es/es/page/carta-poblacion

      Eliminar
    3. No le conozco de nada y es usted merecedor de todo mi respeto, créame, y no le atribuyo ninguna mala intención. Pero vuelvo a decirle que no sé a dónde quiere usted llegar con eso de los forasteros. Los que no sean descendientes de aquellas cuarenta y cinco familias (que, por cierto, el documento define como "nuevos pobladores", o sea, nada autóctonos), habrá que considerarlos apestados y sospechosos de algo, de lo que sea, ya especularemos. Incluyendo a los padres que le dije (de Jaén y Sevilla, si mal no recuerdo).

      Pues, nada, como en el Far West. Forastero, yo que usted tomaría la primera diligencia para Wichita.

      Eliminar
    4. Buenas tardes, soy el "Anónimo" del link del Ayuntamiento, que no el del primer comentario. Dado que aquí muchos no nos identificamos y optamos por firmar como tales, podríamos considerarnos un poco hermanados habitando el vasto territorio de la incógnita. Por este motivo, no puedo responder aquello que tanto parece inquietarlo y menos todavía, podremos especualar como propone. De todas maneras, creo que las palabras que abren esta serie son claras y no consigo ver donde se estaría "pasando". Hay alguna línea fina, gruesa o invisible que no debemos transponer cuando analizamos fríamente los testimonios de testigos que declaran situaciones que no cuadran en un triple crimen de esta naturaleza?
      Volviendo al asunto de las raíces locales que a Vd. parecen preocuparle, sería interesante saber (con alguna enlace que así lo corrobore, de preferencia) si Alcàsser es un pueblo que ha recibido personas de otras localidades, y si la respuesta fuese positiva, cuándo, y de dónde. A priori, parece ser una comunidad bastante cerrada. Pero si Vd. tiene datos concretos (sin desviarnos mucho del tema principal de este artículo, que es "Vanesa") sería interesante analizarlos para sacar alguna conclusión, si cabe.
      Por cierto la Carta de Población de Alcàsser que le he indicado es de 1610. Han pasado más de 400 años. Y muchos de aquellos apellidos resuenan todavía con fuerza. En la misma web se explica que "aunque se supone la presencia de primeros pobladores ibéricos y romanos por los alrededores del barranco de Picassent, el origen más conocido de Alcàsser se remonta a la época musulmana."
      Según la Wikipedia:
      "En la época antigua, la región estaba habitada por los íberos, el pueblo autóctono prerromano de la Comunidad Valenciana, el cual se dividía a su vez en diversos grupos: en la zona sur los contestanos, en el centro los edetanos, y en el norte los ilercavones. Los íberos mantuvieron relaciones comerciales marítimas con fenicios, griegos y cartagineses. Uno de los hechos más conocidos y estudiados de esta época es el asedio a Arse (actual Sagunto) por parte del cartaginés Aníbal, que desencadena la Segunda Guerra Púnica, decidiendo así el destino del Mediterráneo. Tras la victoria romana en la Segunda Guerra Púnica (202 a. C.), todo el litoral valenciano acabó sometido a la autoridad de Roma. Durante los siete siglos de dominio romano, los íberos se fueron integrando paulatinamente en la nueva organización política, económica y social y adquiriendo el latín como lengua."

      Saludos. Diferentemente de Vd. no lo mando tomar ninguna diligencia. Un poco de aire fresco, tal vez. :)

      Eliminar
    5. De entre los apellidos de los "padres peregrinos" citados en la carta puebla del 30 de noviembre de 1610, muchos parecen haber desaparecido, otros son raros, como Zaragoza, Vidal, Aleixandre, Baixauli, Asins, Palau, Roselló, Alfonso, Ferrandis, Torres, Romero, Vila; y otros abundan, como Navarro, Chanzá, Romaguera, Fort, Hernández,.

      Es un alivio ver que tras la expulsión de los moriscos vinieran cristianos a reemplazarlos. Ahora bien, en la carta no se especifica si eran nuevos, viejos o entreverados.

      Eliminar
    6. *especualar = especular

      Eliminar
    7. Sobre las raíces locales, según FML en su libro "Sin Piedad":

      "Alcásser me sorprendió. Es un pueblo de calles limpias y alineadas, con esquinas en ángulo recto y fachadas con puertas de alto dintel, miradores y balcones de rejas bien forjadas tras las cuales se adivina una clase media próspera, a caballo entre la agricultura y la industria, entre el campo y la gran ciudad: Valencia, distante sólo a unos diez kilómetros. Es un pueblo poco bullanguero, como un islote pacífico dentro de la comarca de l'Horta-Sud (Huerta-Sur), muy diferente de otros pueblos mayores y cercanos, como Catarroja o Silla, con muchos focos de población marginal y grandes hornadas de inmigración que llegaron en la época del desarrollismo franquista a matar el hambre. En Alcásser hay muy pocos inmigrantes, y éstos han sido bien integrados (los padres de Toñi son un ejemplo). No hay focos de población marginal, y los pocos casos de personas socialmente desequilibradas — drogadictos o delincuentes menores— son fácilmente identificados y, en la mayoría de los casos, controlados y ayudados por los servicios sociales de la Comunidad o el Ayuntamiento a salir del bache."

      Eliminar
    8. ¿El toponímico Hervás...?

      Eliminar
  18. Me temo que despues de tanto tiempo es imposible esclarecer los hechos. Pero tambien creo que quizas investigando ahora a personas clave de aquellos dias si que se pudiera llegar a alguna conclusion.
    Patrimonio de la familia Angles, creo que hay alguna entrada en el blog a cerca de ello, y sobre todo.....donde esta Ricart? Fue a Francia despues de su excarcelacion? O quizas a Suiza a recoger algo que le pertenecia.....

    ResponderEliminar
  19. Es curioso o incluso sorprendente que filtres precisamente los comentarios que dan en el clavo de lo sucedido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no pusiera usted nombres, a lo mejor los publicaba. ¿Se ha leído las normas al pie de página? Si quiere dar nombres, no los de aquí. Vaya usted y ponga una denuncia, no se corte.

      Eliminar
  20. Cuando hay "testigos" que "declaran" y cuyas declaraciones son "raras", y además podrían no haber declarado y haber evitado tener que afirmar cosas bastante ilógicas -rozando el absurdo- uno sólo puede llegar a la conclusión de que "tenían" que declarar algo determinado porque tenían mucho más que perder no declarando y dejando puertas abiertas. Cuando el testigo que va en moto y cuyo apellido deriva de Cohen declara de los primeros (de memoria creo que de hecho fue el primero), y su declaración es claramente inconsistente, sólo cabe deducir que "necesitaba" declarar. Y así con varios. Algo había que tapar acerca de esa tarde: horario y lugar. Cualquiera que esté familiarizado con la lectura crítica y criterios de historicidad de textos, sabe en dos frases que el texto de la "entrevista" arriba reproducida no es tal. Madrid y Lainez tenían, me temo, unos objetivos muy claros en sus publicaciones, y no eran los de informar al lector. Un abrazo y enhorabuena una vez más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los primeros en declarar -el jueves 19 de noviembre- fueron Francisco José Hervás Martínez y su -por entonces- novia María Luz Lopez Garcia. Con lo que quedó claro que las niñas habían desaparecido en Picassent, cosa que la prensa llevaba diciendo desde el domingo día 15: que las niñas había desaparecido en una gasolinera. El viernes 20 declararon José Antonio Cano Llacer, Francisco Antonio Soria Chaveli y Esther Díez Martínez. Y el sábado 21, Dolores Badal Soria. Pero, independientemente de los testigos, la prensa nos intentó dejar bien claro que las niñas no habían desaparecido en Alcàsser, sino en Picassent. Luego llegó Cano y nos dijo dónde, cómo y quién había sido y Badal lo confirmó. La dulce ancianita de Picassent, de todas los habitantes del pueblo, fue la única que las vio a la hora H. Menos mal que le dio por asomarse a la ventana porque había jaleo. Como si acabaran de inaugurar la discoteca y no hubiera oído jaleo antes.
      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  21. Cualquier testigo que declara "incoherencias" debería ser sospechoso para cualquier fuerza de seguridad desde el minuto uno.

    ResponderEliminar
  22. El tema de la caries infectada de Toñi que al parecer no le afectaba a la hora de salir con sus amigas estaría en la línea de esa "deformidad" en el cráneo que tenía el C3, fruto probablemente de una enfermedad congénita que obviamente no se veía a simple vista ni había sido detectada. Son datos muy inquietantes, tal y como reflejas en el artículo, Nozick, pero de los cuales sólo extraigo una conclusión-hipótesis que daría un vuelco absoluto a todo esto y al que sigue una pregunta: "¿Qué cadáveres se encontraron en la fosa?" ¿Se ha llegado a formular alguna teoría al respecto? Está claro que hacerlo entraría en el peligroso terreno de la especulación, pero a veces es bueno para tratar de descartar o confirmar cosas. Muchas vueltas hemos dado siempre a las autopsias para tratar de averiguar lo que les pasó a "estas" tres niñas (nótense las comillas). ¿Cuál es tu opinión al respecto?

    ResponderEliminar
  23. Hola, no consigo mandar un comentario así que por aquí, aunque no es ni mi correo personal habitual (hoy no doy pie con bola con la tecnología). Hace un comentario sobre el uso (mal uso), del término "casamata" por Vanesa/No Vanesa en el "artículo" de Madrid. En el sur de España (probablemente en más sitios), se designa sobre todo en zonas rurales, pueblos, con ese término a las casas de solo planta baja de los pueblos y que suelen ser de superficie no muy grande. Por extensión se usa para designar cualquier construcción de ese tipo aunque no sea una vivienda. El uso del término, pues, no es ni una confusión ni un error.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por su comentario. Yo me limitaba a comentar su significado según la Real Academia Española, aunque el lenguaje popular pueda darle otros significados:

      casamata
      Del it. casamatta.
      1. f. Bóveda muy resistente para instalar una o más piezas de artillería.

      Saludos cordiales.

      Eliminar

    2. Es cierto, soy de Malaga y una casamata es una casa baja para mi.

      Eliminar
  24. La foto de la chica que aparece en Zass no es Vanessa se trata de Pepita.

    ResponderEliminar

Todos los comentarios y opiniones son bienvenid@s mientras se expongan con cortesía. El tema del comentario tiene que estar relacionado con el contenido del post. Antes de redactar uno, tenéis que elegir una opción en el desplegable "Comentar como". Si no tenéis un perfil, podéis elegir un nombre o comentar como usuario anónimo. Y después hay que pulsar "publicar". Los mensajes publicitarios, los mensajes de mal gusto o intrascendentes, los trolls y los intoxicadores no son bienvenidos. También ruego precaución para no vincular nombres a conductas delictivas, lo que puede ocasionar una querella, o dejar mensajes que puedan servir de pretexto a las autoridades correspondientes para cerrar el blog. En cualquiera de esos casos me veré obligado a no publicar el mensaje. No obstante, la responsabilidad sobre el contenido de los mensajes corresponderá a los que los hayan redactado. Ruego que las posibles quejas o solicitud de aclaraciones se remitan a la dirección de correo del blog y no en un nuevo comentario.